Cuenco Milagroso

Realmente es de aquellos artículos que encajan perfectamente con el adjetivo “milagroso” y todas sus derivadas. De procedencia asiática, este cuenco, que a simple vista no parece ser más que eso, un simple cuenco, se convierte, no sabemos todavía cómo, en el bol perfecto para pipas, palomitas, frutos secos o pequeñas piezas de fruta, a la vez que soporte para Smartphone. Un todo en uno incomparable.